Carmen Balaguer: "Nosotros lo hicimos con mucho respeto y espero que eso se note y se vea" - La dialéctica de las imágenes

Lo más reciente

30 de marzo de 2018

Carmen Balaguer: "Nosotros lo hicimos con mucho respeto y espero que eso se note y se vea"


Carmen Balaguer (Vila-real, 1995) es la joven actriz que interpreta a Miriam en Las niñas. Balaguer se inició en el mundo de la interpretación con la compañía de teatro Els XIII donde participó en diversas obras de teatro, entre ellas, Atrapados en la estación en la que compartió escenario con Maria izquierdo (Desireé en Las niñas). También coincidió con Izquierdo en los Campus Interpretativos de la compañía Impulsa Teatre y en el musical 19 días y 500 noches dirigido de Hugo Rubert hasta que ambas abandonaron el proyecto.

En 2011 actuó en El Congelador de Sergio Caballero y Abril Zamora dirigida por David Fernández. Estudió en la Escuela Off de Teatro y Cine de Valencia en la que formó parte de África se mueve, una versión del musical de El Rey León (2014) y Jesucrisis Superstar: El musical (2015). En 2017 se trasladó a Madrid donde está cursando interpretación en la escuela Bahkti de Víctor Ullate. Sus trabajos más recientes son los cortometrajes Las princesas y La bomba dirigidos por Manu Pons. Actualmente, está preparando un microteatro en Madrid.

∎ ¿Cuándo descubres que quieres ser actriz?
Yo creo que fue a los trece o catorce porque fui a ver una obra de teatro que hacían en el pueblo en el grupo de teatro Els XIII porque salía una amiga. Antes de actuar estuvieron haciendo unos ejercicios de calentamiento y cómo estaba allí me dijeron «ven, súbete, a ver si te animas.»  Subí, estuve con ellos, me gustó y a partir de ahí me apunté con ellos a hacer teatro. A los días de estar haciendo teatro, supe que me quería dedicar a ello.

∎ ¿Cómo se lo tomó tu familia?
Bien. Sobre todo al principio cuando solo me apunté a lo del pueblo porque era como un hobby. Ya a los quince o dieciséis años quería irme a estudiar artes escénicas a Málaga y se lo decía a mi madre que me decía «sí, cariño, sí.» Y no fui, pero, al final, se lo tomaron bien, me dejaron ir a Valencia y estuve estudiando teatro musical y ahora a Madrid. Me apoyan.

∎ ¿Cómo llegas al papel de Miriam en Las niñas?
Llego porque el director fue a la ESAD de Valencia a buscar actores y encontró a María izquierdo. Cuando fue a la entrevista, él le preguntó si conocía a alguien que diera el perfil para el personaje y ella pensó en mi. Le pasó mi contacto, fuimos al casting y lo siguiente fue que nos llamaron a las dos y nos dijeron que estábamos dentro si queríamos, que nos iba a pasar el guión y ya está.

∎ ¿Cómo reaccionó tu entorno al enterarse sobre lo que trataba la película?
En principio bien porque es la primera película y tienes trabajo. Esto siempre hace ilusión por supuesto. Sobre todo al principio porque como no sueles tener muchas oportunidades, la oportunidad ya es algo bueno. Con el tema de lo que trata la película, en mi entorno no ha sido algo problemático. Es un poco duro pero porque la situación en sí es dura. Cuesta ver películas que son de este tipo de temas. Pero no porque yo salga no quieren verme a mí haciendo este tipo de personaje por la problemática que pueda tener detrás sino simplemente porque la temática es complicada de ver o de escuchar. Pero vamos, en principio, ningún problema.

∎ La película se centra en los hechos recogidos en el sumario judicial, especialmente del 13 de noviembre de 1992. Por aquel entonces tú no habías nacido, ¿conocías los hechos o los conociste al trabajar en la película?
Pues conocía muy poco. Sabía que había pasado pero poco más. A raíz de la película, de leerme el guión y hablar con el director me va entrando más información. Yo empecé a buscar información en Internet aunque tampoco mucho porque es verdad que es todo muy duro de ver y tampoco quería ir con mucha sensibilidad con el tema porque es más duro de rodar si sabes todo lo que ha pasado. Sí que es verdad que después cuando ya está la película rodada y ya estaba todo terminado me he ido informando más para saber exactamente de qué va el tema sobre el que he rodado. Pero al principio no quise informarme mucho porque sino se me hacía muy duro rodar ciertas escenas.
La actriz Carmen Balaguer | FOTOGRAFÍA: CRISTÓBAL GALLEGO
∎ ¿Cómo preparaste a tu personaje? ¿Te dificultó de alguna manera el que la historia estuviese basada en hechos reales?
Sí me dificultó, sobre todo al principio, a la hora de la toma de decisión de saber si iba o no a hacer la película porque son hechos reales, encima en Valencia y somos todos de Valencia y no sabes cómo va a reaccionar la gente cuando vea la película. Me costó un poco decidirme: « ¿lo hago, no lo hago, está bien, no está bien que lo haga? » Al final, soy actriz es el papel que me toca y ya está. Lo de prepararme… estuvimos ensayando, hablando mucho, sobre todo, con María. Lo hablamos mucho, lo decimos juntas y nos apoyamos mucho. El resto de compañeros del rodaje lo facilitaron mucho todo.

∎ Al ver cómo ha reaccionado tu entorno a la película, ¿cómo crees que reaccionará la sociedad en conjunto?
Pues yo creo que habrá dos partes. Estará la parte que está muy informada sobre el caso y que, como toda película que se basa en un libro, al final no todo lo que se ve en pantalla es una realidad ni fiel a lo que ha pasado. La gente que esté muy informada puede ser que le guste menos. Pero obviamente no lo contamos todo. Había muchas cosas que se decidieron quitar de la película porque eran muy duras también. Después estará la parte que lo verá como una película, como se han hecho películas sobre temáticas nazis que hay una barbaridad. Se han hecho y no pasa nada. La gente las ve y son muy recomendadas. La vida es bella te la recomienda todo el mundo y es durísima de ver. Entonces yo creo que habrá una parte que lo va a ver como una película normal. ¿Qué está basada en hechos reales? Bueno, muchísimas están basadas y el público las acoge muy bien. Así que yo creo y espero que no sea tampoco un problema, que guste nuestro trabajo. Nosotros lo hicimos con mucho respeto y espero que eso se note y se vea.

∎ Tú tienes 22 años mientras que la joven a la que interpretas, Miriam, tenía 14 ¿Fue la diferencia de edad un inconveniente para su interpretación?
Yo creo que no. Al principio sí que pensaba que sí porque tú lees el guión y dices jolín yo a lo mejor con más edad hubiera reaccionado de una manera diferente. Pero después lo pienso y en una situación así tampoco sabes como reaccionarías. Yo no creo que nadie en una situación así, por más que tenga cincuenta años, se mantenga serena o no diga tonterías en el momento. Tú vives eso y lo vives tengas la edad que tengas de la forma que te sale. Ante una situación así creo que todos reaccionaríamos igual. Eso no fue mucho problema. Hubo problemas más grandes, más que la edad porque a final tampoco era que fuera un personaje que tuvieras que hacer muy infantil. No, no creo que eso me influyera mucho al interpretarlo.

∎ ¿Cuál fue para ti la escena más difícil de rodar?
A ver, hay dos tipos de escenas que para mi son difíciles. Rodando no hubo ninguna muy difícil en cuánto interpretación o en cuánto a texto. Todo esto no era muy difícil porque tampoco llevábamos el peso del texto de Las niñas sino que lo llevan más ellos. Entonces, sí que hay escenas que son de violaciones, que son duras, pero no porque sea duro para ti sino porque tú ya sabes que está basado en hechos reales, empiezas a ponerte a pensar y se te hace difícil. Pero a mí lo que se me hizo muy difícil del rodaje fue las condiciones en las que grabábamos: era noviembre, rodábamos todo por la noche, era la montaña por lo que hacía muchísimo frío y había muchas escenas en las que pasabas horas sin ropa prácticamente quieta porque a lo mejor rodaba otra persona y tenías que aparecer y quedarte quieta tres horas mientras estaban rodando. Fue bastante duro por el tema del frío pero en cuánto interpretación o texto no llevábamos tanto el peso nosotras. Entonces yo creo que lo difícil era grabar en las condiciones en las que se rodó.

∎ Es tu primer largometraje, ¿cómo calificarías la experiencia?
Creo que fue bastante divertido. Yo me lo pasé bastante bien excepto lo de las condiciones que te digo. Hicimos muy buenas migas todo el equipo. Lo recuerdo todo entre risas. Siempre haciendo el tonto. Sin duda lo repetiría. La verdad es que estuve muy a gusto con todos y estuvo muy guay. Todo el mundo se portó genial con nosotras. Nos ayudaron un montón ya que era el primer largometraje de todos. Creo que también eso hizo que el clima que se creara entre nosotros que todos tuviéramos muchos nervios y mucha ilusión y eso también ayudó de algún modo.

∎ ¿Y qué opinas de que el director apostase por gente novel?
Estoy contenta porque gracias a eso estoy yo dentro. Entonces eso también, como digo, hizo que el clima fuera muy bueno. No sé, tampoco he trabajado en un largometraje con gente no novel entonces no puedo notar la diferencia de si era mejor o peor. Yo considero que la gente con la que trabajé era maravillosa, nos ayudaron un montón y nos lo pasamos muy bien. No puedo decir nada malo de trabajar con gente novel, si es que yo también lo soy.

∎ ¿Nos puedes contar alguna anécdota del rodaje?
A ver nos lo pasamos todos muy bien, la verdad. Fue bastante divertido. Pero yo, por ejemplo, con María era con la que más tiempo pasaba porque ya éramos amigas de antes. En la casa en la que estábamos -nos dividieron en dos casas- María y yo que dormíamos juntas. En la entrada había una bruja. Si tu pasabas por delante y la tocabas, la bruja se reía con esa risa de bruja, muy fuerte, muy descarada. Nos pasamos todo el rodaje, pero todo, o sea, cada dos minutos María tenía que ir a darle a la bruja. Fueron once días de soportar a la brujita. Era como « Maria ya, para por favor, no quiero seguir escuchando a al bruja.»  Y ella se reía y le daba. Y cuánto más se reía la bruja, más gracia le hacía a ella. Y cuánto más nos enfadábamos los demás, más ganas tenía ella de darle a la bruja. Fue como «por favor, qué pesada. Ya está bien. Vete a tu cuarto. A dormir.» (Ríe). No sé, hubieron un montón en realidad. Fue todo de ese rollo, de reírse todo el rato. Fue bastante divertido. 

∎ ¿Entonces te gustó volver a trabajar con María Izquierdo?
Bueno, yo diría que me arrepiento (ríe). Si. De hecho agradezco que fuera con ella porque para todo el tema de la toma de decisión, de los momentos de leer el guión y ver como iba todo, todas las escenas difíciles, creo que me hubiera costado más todo sino hubiera tenido el apoyo de alguien desde dentro. No es lo mismo contárselo a alguien y preguntarle «¿Qué hago? ¿La hago, no la hago? O ¿Esta escena cómo la ves?» No es lo mismo eso con alguien que ya tienes confianza y que, encima, va a hacerlo contigo. Creo que el hecho de que estuviera ella, me ayudó todo el rato a echar hacia adelante, a seguir y a verlo todo con más naturalidad y, desde luego, a pasármelo mucho mejor de lo que me lo hubiera pasado sin ella. 

María Izquierdo y Carmen Balaguer, actrices de Las niñas | FOTOGRAFÍA: CRISTÓBAL GALLEGO
∎ Vosotras empezasteis juntas en Els XIII de Vila-real, en Impulsa Teatre ¿Por qué no os hacéis pareja artística?
¿Y por qué no pareja en la vida real? También está pensado (ríe). Lo hemos pensado, estamos viviendo las dos en Madrid y sí que lo hemos hablado y estamos intentando a ver si podemos tener proyectos juntas. Intentar hacer microteatros y ojalá de ahí hacer obras de teatro más grandes y lo que podamos. La verdad es que voy trabajar con ella siempre que pueda.

∎ ¿Sin brujas?
Sin brujas, por favor.

∎ ¿Tienes algún proyecto entre manos? ¿Hay algo en concreto que te gustaría hacer?
Ahora mismo estoy en un proyecto de microteatro en Madrid que está todo aún como muy en el principio. De hecho, está María también. Y algo que me gustaría hacer, es que te diría que todo. Me gustaría hacer una película de cada género, una serie de cada género, teatro todo lo que pudiera, no sé, me gustaría probarlo todo, la verdad. Ahora mismo es el principio y estoy abierta a todas las ideas. Cualquier cosa que me den, ojalá, por favor (vuelve a reír).

∎ ¿Te preocupa que Netflix haya anunciado que va a hacer una serie documental sobre el caso?
Me parece curioso que sea todo cómo que justo, ¿no? Rodamos la película, estamos un año de rodaje y justo cuando está terminada y estamos a punto de anunciarla, sale otra serie. Pero lo de Netflix no es una película como tal, tampoco una serie que digamos. Es una serie documental según han anunciado. Me la imagino enfocada desde otro punto de vista, o sea, más como intentando contar los hechos pero desde el formato documental. La película no tiene nada que ver con un documental. Entonces, me imagino que serán muy distintas, aunque vayan del mismo tema. Como he dicho antes, hay catorce mil películas sobre nazis y al final, ninguna tapa a la otra. Creo que van a ser muy diferentes. No me preocupa tanto. Es un tema que hace mucho que no se habla de él, es un tema muy tabú en España y también me parece bien que se hagan cosas sobre el tema y se visibilice, se diga y se vea que estas cosas pasan y siguen pasando. Tampoco lo veo mal.

La intérprete Carmen Balaguer | FOTOGRAFÍA: CRISTÓBAL GALLEGO
∎ ¿Qué mensaje mandarías a la gente joven que quiere actuar?
Que no dejaran de luchar. Es muy difícil. Se pasa muy mal, sobre todo si no has nacido, por suerte, en Madrid, Barcelona o te diría en Nueva York, capitales muy grandes donde haya oportunidades tanto para formarte como para después trabajar profesionalmente de ello. Hay que estudiar muchísimo. Hay que currar muchísimo. Hay muy pocas oportunidades y, también les diría que tengan cuidado porque también hay mucha gente que va a aprovecharse. Hay que tener muy claro que vas a pasarte mucho tiempo trabajando gratis, que no se te va a pagar por lo tuyo. Que no debería ser a sí por qué me dirás que arquitecto hace una casa gratis. En el ámbito artístico se pasa mucho tiempo sin ver que el trabajo da sus frutos. Piensas llevo años estudiando, trabajando y, al final, no se ve recompensado como yo quería. Pero bueno, yo creo que la clave está en trabajar duro, en no dejarlo nunca, en no rendirse. Si de verdad lo tienes claro, a por ello. Si dudas, elige otra cosa porque es muy duro.

Puedes ver la entrevista en formato audiovisual 👀

No hay comentarios:

Publicar un comentario